Cosmetic Injections and Beauty Enhancements in Long Island and Manhattan Book Now!

| (917) 331-6191

PRP Facial

No es sólo para Kim K.

Aunque se hizo famoso por la influyente y auto proclamada reina de las selfies, el PRP Facial es lo último y mejor en rejuvenecimiento de la piel.

El PRP Facial es rápido; es un tratamiento no quirúrgico que combina la ciencia de los rellenos de ácidos hialurónicos (ejemplo: Restylane y Juvéderm), células madre unipotentes y la belleza para proveer un procedimiento personalizado de avanzada.

¿El propósito? Alisar los surcos, los pliegues profundos, las arrugas, proveer corrección del volumen facial (estructura armoniosa), mejorar la textura de la piel y renovar la tez usando la combinación de la Terapia de Plaquetas Ricas en Plasma (PRP) y/o rellenos dérmicos. La utilización de Plaquetas y otros factores de crecimiento encontrados en su sangre, desencadena la producción de colágeno nuevo y optimiza la restauración. ¡La piel joven se encuentra dentro!

 Beneficios

  • Seguro, efectivo, sin cirugía estética invasiva; el procedimiento dura normalmente sólo una hora
  • Suaviza los surcos y arrugas; da una apariencia renovada y joven, con una textura, color y tono en la piel más juvenil
  • ¡Puede durar hasta 18 meses!

¿Qué es PRP?

Las Plaquetas Ricas en Plasma (PRP) que contienen factores de crecimiento son obtenidas extrayendo su sangre. Esta es hecha girar en un centrifugador de alta velocidad para separar el plasma de las células rojas de la sangre. Su rostro es entonces laminado con un Derma Roller. Un Derma Roller es un tambor cilíndrico que está tachonado con pequeñas y finas micro agujas. Al pinchar suavemente su piel con el Derma Roller se estimula la creación de nuevas células y la regeneración de las células dañadas. Su propio PRP es entonces masajeado en la piel. El objetivo es estimular la producción de colágeno y elastina, y la creación de células nuevas. Su piel se iluminará e inmediatamente la sentirá más suave y mullida, con mejoras progresivas que continuarán por varios meses.

¿Cómo funciona el tratamiento de PRP?

PRP es básicamente un producto natural producido por su propio cuerpo. Las plaquetas ricas en plasma son similares a los rellenos de ácido hialurónico (HA) porque pueden ser inyectados para esculpir el rostro. Pero, esta es la mejor parte: no sólo causa un incremento del volumen sino que también las PRP contienen al menos 8 factores de crecimiento que permanecerán por un largo tiempo, trabajando continuamente como un agente rejuvenecedor.

Al activar estos factores de crecimiento, las tres partes del proceso de envejecimiento mejoran:

  • El color de la piel se vuelve “juvenil” debido a la formación de nuevos vasos sanguíneos
  • La promoción de la formación de nuevo colágeno en la dermis eleva el rostro hacia una forma más juvenil
  • Debido a que los factores de crecimiento están trabajando para construir una nueva dermis, la epidermis (la capa más superficial de la piel) parecerá más suave

¿Candidatos ideales para el PRP Facial?

La terapia PRP es autóloga, lo que significa que proviene del propio cuerpo. Por lo tanto, en teoría, todos deberíamos ser buenos candidatos para este tratamiento si queremos mejorar la calidad y apariencia de nuestra piel. Específicamente, el vampiro facial puede ser usado para tratar:

  • Patas de gallo
  • Círculos oscuros alrededor del ojo
  • Líneas finas alrededor de la boca
  • Textura y tonos de piel mate, áspera o gris
  • Piel dañada por el sol
  • Cicatrices de acné
  • Piel caída en el ojo, cuello y escote

 El proceso

Los científicos han sabido por años que las células madre unipotentes yacen inactivas en la piel y proveen bloques constructivos para la sanación cuando usted sufre una quemadura o un corte. La ciencia de las células madres es usada para decirle al cuerpo que genere nueva piel joven. Hay células madres unipotentes que sólo crecen en un tejido específico, y pueden ser encontradas en cada parte de nuestro cuerpo. Las células madre unipotentes en la piel generan nueva piel. El PRP facial lleva el proceso de rejuvenecimiento estético a un nivel mayor.

Es tan fácil como 1, 2, 3…

1. El especialista extrae una cantidad similar de sangre requerida para una evaluación básica de laboratorio
2. El especialista coloca la sangre en un centrifugador y hace girar la sangre a una velocidad suficientemente rápida como para separar las plaquetas del resto de componentes de la sangre
3. Las plaquetas son activadas usando uno de dos métodos que son naturales para su cuerpo. Esta activación de plaquetas es el paso final en la producción de sus propias plaquetas ricas en plasma.
Comienza esculpiendo áreas específicas de su rostro. Los glicosaminoglicanos (lo que reemplaza a los rellenos de ácido hialurónico) actúan como una esponja que contiene el agua en la cara proveyendo una forma básica. Esta inyección inicial de ácido hialurónico es el precursor de la forma final deseada. Los pasos de pulido y refinamiento en el proceso de esculpido contribuirán a la aparición de una versión suya más joven.

Recuperación / Resultados

Puede haber una ligera sensibilidad o enrojecimiento durante el primer día luego del tratamiento, similar a una quemadura solar. Para el tercer día cualquier hinchazón debería disminuir. Nada que la aplicación de un ligero maquillaje no pueda cubrir. Dependiendo de las áreas seleccionadas o de la severidad del tratamiento, el procedimiento puede durar entre 30 minutos y una hora. Sin embargo, no hay reposo significante y usted podrá continuar sus actividades diarias justo después de su sesión.

Notará los resultados unos pocos días después de que el procedimiento se haya realizado. ¡Dele la bienvenida a la apariencia de una piel renovada y natural! Entre los 2 y 3 meses verá los mayores beneficios, con resultados óptimos y juveniles. Estos resultados pueden durar entre 1 y 2 años.